La catedral de ébano. Pedro González Núñez

.
La catedral de ébano
Pedro González Núñez
La catedral de ébano. Pedro González Núñez

Colección NARRATIVA nº 98
ISBN: 978-84-17433-36-9 • 102 páginas • PVP: 12 €


<<<COMPRAR>>>


INFORMACIÓN DEL LIBRO:
Ha muerto un hombre, en una fecha muy concreta, en la catedral de ébano, un lugar marcado por una supuesta maldición. Un talentoso médico formado en las mejores instituciones europeas de finales del siglo XIX, recibe una extraña carta que le invita a no buscar el cuerpo. Todo aquel que recibe esa misiva acaba muerto.

Ha muerto un hombre, en una fecha muy concreta, en la catedral de ébano, un lugar marcado por una supuesta maldición. Jacinto Masegosa, talentoso médico formado en las mejores instituciones europeas de finales del siglo XIX, recibe una extraña carta que le invita a no buscar el cuerpo. Todo aquel que recibe esa misiva acaba muerto.
El doctor Masegosa es un firme defensor del método científico. Como hombre de ciencia, no cree en leyendas y habladurías, pero la carta ha despertado su curiosidad. Pondrá todos sus conocimientos a disposición de la explicación del entuerto, acelerando sus experimentos secretos sobre transmigración de las almas que aplica con pasión siguiendo las enseñanzas de maestros como Platón y Descartes.
A pesar de las advertencias de su fiel amiga Elsa y del abad Simón, un religioso que dedica su vida al estudio de la catedral de ébano y a investigar la supuesta maldición que anida entre sus piedras, Masegosa pondrá todo de su parte para analizar el lugar, aunque tenga que introducir su propia alma en un cuerpo metálico para pasear por las ruinas de un edificio cuya trágica leyenda acaba con la vida de los más valientes y descreídos científicos e investigadores.
En esta novela aparecen las sombras del Papa Borgia Alejandro VI, de Copérnico, Gessner, Bruno, Kepler, Pascal, Spinoza, Hume o Kant, entre otros sabios a los que se llegó a considerar herejes en su tiempo. Entran en juego conocimientos o leyendas que tienen dos milenios y medio de existencia. El choque entre la ciencia y las creencias genera una tensión en los protagonistas que les lleva hacia un desenlace incierto.


Pedro González Núñez
Pedro González Núñez

(Lorca, 1977).
Licenciado en Comunicación Audiovisual y Técnico Superior en Educación Infantil. Tras 13 años trabajando en medios de comunicación decide comenzar una nueva aventura en el mundo online redactando artículos para periódicos y blogs y formándose en marketing online y de contenidos.
En 2014 empieza a dar rienda suelta a su verdadera pasión, la escritura de novela de ficción. De su fértil imaginación nace La piedra del diluvio y ¡Año de desperezarse, Darío!, su segunda obra publicada con su verdadero nombre. Además, ha publicado bajo el seudónimo de Joe Lem los libros: Paria Estelar I: Guerra Eterna y Hace 3000 millones de años, en la zona habitable. Como Perry Green publica La Cuarta Raza. Como PG Sharpe publica Una historia íntima y violenta de aventuras modernas y amor maduro, tranquilo, ilegal y crepuscular, pero sincero. Además ha publicado El pequeño burgués rebelde y El tocadiscos de Edith Piaf.
La catedral de ébano es su primera novela publicada en M.A.R. Editor.


Pedro González Núñez


“El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”


Pregunta.- En una época en la que todo es velocidad, consumido rápidamente y desechado de forma inmediata, ¿por qué te atreves con una narración histórica que exige reflexión y estudio?
R.- Me encanta la historia. Es más, creo firmemente en la frase que reza: el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. Siento que vivo en un país que repite una y otra vez los mismos errores. Y considero que esto sucede porque somos muy terrenales, estamos profundamente atados a nuestras pasiones más viscerales, lo que nos condena a una retahíla de errores que seguirán sucediéndose durante siglos. Es más, vivimos en un mundo en el que, si alguien escapa de la caverna de Platón y regresa para iluminarnos, lo lapidaremos. Por eso considero que hace falta una lectura más reposada y científica de la historia. Cuanto mejor comprendamos nuestro pasado, mejor entenderemos nuestro presente y mejor nos prepararemos para el futuro. Por desgracia, esa reflexión no existe en la mente del 95% de las personas que conozco.


P.- ¿Por qué eliges dos elementos en apariencia tan antagónicos como son una catedral maldita y un científico como protagonistas de tu historia?
R.- Refleja la dualidad que creo que hay dentro de cada ser humano. Somos contradictorios. Necesitamos la fe, y creemos que hace falta pensar en grandes creadores y guías espirituales que son quienes nos dan lecciones morales, nos dicen cómo vivir y nos enseñan el camino. Yo he sufrido eso. Sin embargo, la ciencia acaba por encontrar explicaciones racionales para todo. De ahí esa lucha ancestral y antropológica entre nuestros instintos y nuestra racionalidad. En el fondo, creo que todo está en nuestro interior. Lo que pasa es que una cosa es ser el que piensa y decide, y otra uno más que sigue a los que mandan o piensan sin rechistar, sin reflexión, sin pensamiento crítico.


P.- ¿Qué inquietudes pretendes traspasar a los lectores que quieran leer La catedral de ébano?
R.- Todas las que a mí me preocupan. La excesiva creencia en una fe, ya sea religiosa o científica, la perseverancia fuera de toda lógica, aunque nos lleve a la perdición, las luchas internas por defender posturas, aunque nos encaminen a la tragedia, la incapacidad de análisis real y de crítica analítica sobre todo lo que nos rodea, la creación de mundos infantiles y estúpidos para no ver cuanto acontece a nuestro alrededor o para endulzar en exceso un mundo cruel y a veces incomprensible como el que sufrimos… Podría seguir, pero mejor paro.


Pedro González Núñez

P.- En tu obra recurres mucho a la lucha interna de los personajes. ¿Es algo que te afecta a ti y trasladas a los protagonistas de tus libros?
R.- En efecto, como ya he dicho, todos los personajes que imagino, ya sea en ‘La catedral de ébano’ o en cualquier otra historia, al menos los protagonistas, están en constante lucha interior. Evolucionan, piensan, reflexionan, ponen todo en duda, tienen muchas inquietudes. De hecho, me gusta enfrentarlos a la masa, a la muchedumbre enfurecida, a gente con poder y mínima capacidad analítica o crítica. Me atrae esa lucha porque creo que es lo que sucede hoy en día. Ser lúcido en este mundo está penado gravemente. Todos tratarán de convencerte de que te equivocas, tienes que ser uno más y aceptar lo que te toque sin rechistar.


P.- ¿Qué o quién influencia esta obra?
R.- Podría empezar y no acabar nunca. Dos de mis mayores influencias son Stanislaw Lem y Joe Haldeman. Pero esta historia que comenzó como un relato y ha acabado como novelette fue tomando forma mientras leía novelas cortas de autores como Alexandre Dumas, Mary Shelley, Guy de Maupaussant… Además, en mi propio imaginario poseo una larga tradición de lecturas desde mi más tierna infancia que van desde Verne, Wells o Allan Poe a Gautier, Vance, Lovecraft, Conan Doyle, Alan Moore, o Tolkien… Y por supuesto, pulp, mucho pulp. Adoro a esos escritores del siglo XX que escribían una novela en una semana bajo pseudónimos como Clark Carrados o Keltom McIntyre.


P.- Y, ahora, ¿qué?
R.- Ahora, no sé. De momento sigo dándole vueltas a todo, sin parar de analizar cuanto lo que me rodea ni un solo segundo. Todo ello acompañado de mala leche e ironía, cierto punto idealista que no me abandona jamás y mucha lectura, sobre-información y aprendizaje continuo. No pararé nunca de leer, escribir y dar rienda suelta a mi imaginación y a mi capacidad de análisis para seguir dibujando el mundo, tal como yo lo veo, en mis novelas, ya sean históricas, fantásticas, románticas o realistas. Todo género es en realidad una oportunidad de mostrar la vida a través de los ojos de su autor, y esa es mi intención, y lo haré mientras me apetezca y tenga energías, ganas y editoriales como MAR Editor que se interesen por mis historias.



Noticias relacionadas:

• La lucha entre ciencia y fe se libra en La catedral de ébano, en La Verdad

La catedral de ébano: el choque entre la ciencia y las creencias, en Periódico Irreverentes

La catedral de ébano en Culturamas

La catedral de ébano: weird science y cultos diabólicos, en Hombre de Bronze

La catedral de ébano en Acantilados de papel



Radio:

La catedral de ébano en Sexto Continente de Radio Nacional de España (RNE). Entrevista a Pedro González (Desde el minuto 41’10’’)





 

© M.A.R. Editor. 2012 • CONTACTO