El árbol nazarí, Asier Aparicio Fernández

.
El árbol nazarí
Asier Aparicio Fernández
El árbol nazarí, Asier Aparicio Fernández

Colección de Narrativa Nº 48
ISBN: 978-84-944925-9-4
154 páginas o PVP:15 €

<<<COMPRAR>>>



INFORMACIÓN DEL LIBRO:

El protagonista tendrá que someterse a un experimento: ponerse en contacto hipnótico con un antepasado que vivió en la Granada del siglo XIV. El objetivo: encontrar una planta de propiedades curativas insólitas que los árabes cultivaban en los jardines de la Alhambra.

Nos encontramos en la Alhambra con personajes como el sabio Ibn al Jatib; con el cortesano y discípulo suyo Ibn Zamrak; con Rahhu, general de las milicias magrebís; con Ridwan, consejero de la corte; con el cadí Al Buhhani; con el sultán de Granada Yusuf I, con sus hijos Muhammad V e Ismail; con el usurpador Abu Said (autoproclamado Muhammad VI); con el sultán berení de Marruecos Abu Faris, con el historiador y sabio tunecino Ibn Jaldun y junto a ellos personas actuales, entre ellos Carlos, hilo conductor de esta historia.

Carlos ha terminado sus estudios de Psicología en la Universidad de Granada. Ante él se abre un futuro laboral poco alentador.

Entonces conoce a Laura. En ese momento, el profesor Larrañaga y su colega alemán Leopoldo Gaussman le ofrecen la posibilidad de quedarse otro año en la Facultad. Sólo tendrá que someterse a un experimento: bucear en su mente y ponerse en contacto hipnótico con un antepasado que vivió en la Granada del siglo XIV. El objetivo: encontrar una especie vegetal, una planta de propiedades curativas insólitas que los árabes cultivaban en los jardines de la Alhambra. El viaje por su mente conducirá a Carlos a un hallazgo inesperado...



El autor: ASIER APARICIO
ASIER APARICIO

Nace en 1976 en el País Vasco, pero desde niño vive en Palencia. Licenciado en Teología y Diplomado en Educación Social, trabaja actualmente como profesor de ESO y Bachillerato en la misma ciudad. En su haber, 52 obras de teatro editadas, como Obras son amores, Obras finitas, Seis olas y media, In the cut, y el drama histórico Después de las flores. Es autor de las novelas Las voces y las piedras, La espada cincel, Barcos en la llanura, Tesela y El árbol nazari, su primera publicación en M.A.R. Editor. También cuenta con más de sesenta artículos y un pequeño ensayo, publicados como Frente y perfi l, un buen número de poemas y canciones, V de verso, y los libros infantiles Ventolino y el rapto real y Ventolino y el collar de la luna. Ha ejercido como jurado de concursos de poesía y relatos, y durante dos veranos ha ofrecido sus "recomendaciones literarias" en Cadena SER Palencia. En 2013 colaboró en la publicación solidaria de autores castellanos Relatos mayores, además de la antología de artistas palentinos Palencia, palabra y luz, En 2014 recibió el Premio "Un diez para diez" de literatura, por la vinculación de su obra a la comarca de Tierra de Campos. En 2016 participó en el documental de Eduardo Margareto Canal de Castilla, el sueño Ilustrado, y fue pregonero literario en las Fiestas patronales de su ciudad.




Entrevista a Asier Aparicio Fernández
"La imaginación es un arma evolutiva que nos ha hecho avanzar mucho como especie... también al contrario."

P.- ¿Qué fascinación produce la Alhambra, para convertirse en protagonista de obras literarias?
R.- La Alhambra es un lugar que enamora. En sus edificios se dan cita muchas artes, muchas disciplinas de pensamiento. No sólo es la arquitectura; son las matemáticas, la astronomía, la poesía, la filosofía... Se trata de una de las construcciones más bellas del mundo islámico, un regalo para el alma y los sentidos. Escenario de grandes hechos históricos, y un oasis de exotismo oriental... en pleno Occidente.

P.- ¿Cómo se relacionan personajes actuales con personajes históricos como Ibn al Jatib, Ibn Zamrak, Rahhu, Ridwan, Al Buhhani; Yusuf?
R.- Existe un vínculo entre todo actor histórico, no importan el lugar o la época. Nosotros, como ellos, somos parte del gran drama universal, y si estamos atentos hallaremos las alegrías y preocupaciones comunes. Se trata del mismo vínculo por el que percibimos a Shakespeare o Aristóteles como "actuales", por lo mismo que los denominamos "clásicos".

P.-El protagonista debe bucear en su mente y ponerse en contacto hipnótico con un antepasado que vivió en la Granada del siglo XIV. ¿es un recurso literario o crees en la posibilidad de comunicarse las almas más allá de los tiempos?
R.-Pregunto compleja. Estamos lejos de conocer los límites de nuestra mente. Ahora mismo es ciencia ficción, un recurso literario. Pero también lo eran algunos de los argumentos de Julio Verne, ¿verdad? Mi novela se mueve en lo verosímil, en lo imaginable. Y la imaginación es un arma evolutiva que nos ha hecho avanzar mucho como especie... también al contrario. En esa dualidad se mueve mi historia.

P.-¿Se puede considerar una novela histórica con elementos de novela fantástica?
R.-R.- Así es. Me gusta mucho la historia, pero me gusta por su conexión con la actualidad. Porque nosotros, también con nuestra fantasía, estamos "haciendo historia".

P.- ¿Se desprende de tu novela que la única salida para el ser humano es la búsqueda de la belleza y la verdad?
R.- Sin duda es una de sus lecturas. La búsqueda sincera de ambas cosas es lo que nos hace más humanos, el vínculo atemporal y universal que mencionaba antes. Parafraseando a nuestro fray Luís de León, "la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido".

P.- Para algunos, el reino Nazarí de Granada fue un lugar y una época de extraordinaria convivencia y belleza, pero para otros es sinónimo de guerra.
R.- Ambas cosas, como bien demuestra la ambigüedad del sabio Ibn AlJatib, coprotagonista de la novela. Suele suceder así en las civilizaciones humanas, al igual que en Venecia: la majestuosidad y belleza de sus edificios... sustentadas en lodo.
Y el artista actúa como destilador de su época: extrae la esencia de todas las hierbas, buenas y malas, y produce belleza.

P.- ¿En qué aspectos de la cultura nazarí te has centrado y cuál es el papel del árbol nazarí?
R.- Sobre todo en la poesía, que en su cultura iba unida a la astronomía, a la medicina, a la arquitectura... incluso a la política. No existía una fragmentación tan grande de los saber es como en la actualidad; el sabio era un "sabio integral".
El árbol nazarí es un elemento de la cultura y la religión musulmanas muy cercano a nuestro "árbol de la vida". No se concebía la estructura humana con esa dualidad platónica entre cuerpo y alma; la salvación material y espiritual constituían una sola. Una idea que, lejos de desvirtuaciones posteriores, se encuentra en la base de las grandes religiones.

P.- Has publicado novela histórica, teatro, poesía, artículos, narrativa infantil… ¿Cómo se une todo en una misma persona?
R.- Porque me encanta narrar, no importa el formato literario. Y porque vivo mi "ser escritor" como un constante reto. Huyo de los caminos ya probados, experimento con lo que en cada instante me apetece hacer... ¡y aprendo mucho, que de eso se trata! Pienso que antes que discursivo, el ser humano es narrativo; aprendemos mejor con historias, más aún si están bien contadas. Esa es mi aspiración.


TRAILER de "El árbol nazarí"


Entrevista en la Cadena SER a Asier Aparicio por El árbol Nazarí



Entrevista a Asier Aparicio por El árbol Nazarí en Castilla León TV


Selección de informaciones en medios de comunicación

Entrevista a Asier Aparicio en Todo Literatura por 'El árbol nazarí'

Asier Aparicio presente 'El árbol nazarí' en Oletum Valladolid, en Tribuna de Valladolid

Asier Aparicio, literatura que deleita y alimenta, en El Correo de Burgos

Asier Aparicio presenta El Árbol nazarí, en El norte de Castilla

Asier Aparicio: "Todos tenemos la sospecha de que hemos vivido otras vidas anteriores", en El Norte de Castilla

Asier Aparicio presenta El Árbol nazarí, en La Opinión de Zamora

El árbol nazarí, en Diario Palentino

El escritor Asier Aparicio Pregonero Literario de las Fiestas de San Antolín, en Diario Palentino

 

© M.A.R. Editor. 2012 • CONTACTO